Por qué debemos sustituir nuestra bañera por un plato de ducha

Por seguridad

La gran mayoría de las ocasiones las personas utilizamos la bañera para ducharnos. Esto representa una amenaza para nuestra seguridad, especialmente en el caso de personas mayores, personas con movilidad reducida o mujeres embarazadas. Acceder al interior de la bañera y moverse en su interior siempre representa un riesgo, que puede evitarse instalando un plato de ducha, de fácil acceso y superficie antideslizante.

Por economía

¿Ha echado cuentas de cuanto cuesta el agua necesaria para llenar una bañera, que tiramos luego por el sumidero? ¿y el gas o la electricidad que necesitamos para calentarla? Darse una ducha es más económico que bañarse.

Por nuestro entorno

El respeto al medio ambiente es algo consustancial al estilo de vida de nuestro tiempo. El agua y la energía son recursos cada vez más escasos, y su consumo responsable es responsabilidad de todos. Cada vez que tomamos una ducha en lugar de un baño estamos ahorrando decenas de litros de agua y dejando de emitir innecesariamente C02 a la atmósfera. El consumo racional del agua es una conducta responsable con nuestro entorno y con las generaciones futuras.